Buenas noticias para la lucha por la supervivencia del oso. Esta especie en peligro de extinción, ha registrado este año asi 300 ejemplares en la península, de los cuales 250 están en la Cordillera Cantábrica y aproximadamente un 50% de estos dentro del Parque Natural de Somiedo.

El avistamiento de estos animales en libertad comienza a ser más común, haciendo con suerte a los turistas un viaje más inolvidable de lo que ya es visitar este paraíso.

Ver noticia en La Nueva España